lunes, 11 de mayo de 2009

ENTROPIA

...escaseaban las ganas, faltaba tiempo, la inspiración se hacía rogar, el talento nunca se dignó a asomar sus narices, la paciencia se cansó rápido de mi y las telarañas ya habían encontrado su rincón. El final de este blog estaba escrito. Bueno, volvieron las ganas y el amor por las letras justo a tiempo... con eso alcanza no? Gracias.

ENTROPÍA

Educados para obtener resultados
vamos siguiendo lo que otros repetían,
hijos de un método predeterminado,
sin saber lo que el gato en la caja haría.

Rodeados de tanta causa y efecto,
mejor toparse con casualidades
que más por azar que por defecto
cambian mariposas por huracanes.

Si todo lo predecible se vuelve costumbre
y hay más números malditos que loterías
habrá que acurrucarse en la incertidumbre

Y elegir el caos como mejor teoría,
porque si el orden absoluto ya aburre
será necesaria mayor entropía.

Blas...


“¿le pregunto al azar
acaso porque sé
que el azar no responde?

y así y todo
el azar... ¿es realmente un azar?”

-Benedetti-

1 comentario:

Adela Mizrahi dijo...

El principio me encanta, pues nos pasa a todos los que tenemos estas ansias por trasmitir escribiendo, que creemos que nos quedamos sin mas y de pronto de la nada se prende la inspiracion y seguimos.
Bien.
Adela